Normas básicas de salud que la OMS oculta

Aquí unos consejos básicos para el sistema de alimentación español (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena) para no tener que caer siempre donde las farmacéuticas ladronas:

1 – Siempre que te despiertes bebe instantáneamente un vaso de 1/4 de litro de agua. No desayunes hasta media hora después. Dale tiempo al agua de limpiar todo el sistema digestivo.

2 – Cuando desayunes, hazlo de forma contundente pero siempre termina de desayunar un poco antes de sentirte lleno del todo. Dale mucha más preferencia a las frutas que a los hidratos de carbono puesto que la fructosa proporciona energía más sana y más rápida.

3 – Si te comes un bocadillo a media mañana, antes toma un vaso de agua. (beber agua antes de comer ayuda a calmar la sensación de hambre y a sentirte más lleno antes) De la misma forma que en el desayuno, no comas un bocata lo suficientemente grande como para sentirte sobradamente lleno.

4 – En la comida repite e proceso, bebe un vaso de agua y come lo justo antes de sentirte lleno.
Ten en cuenta que la sensación de saciedad llega unos 10 minutos más tarde. Si comemos sin parar hasta que nos sintamos llenos, habremos comido 10 minutos de más.
Nunca bebas bebidas frías en las comidas porque las bebidas frías endurecen las partículas de grasa y éstas lastimas el intestino y no lo dejan trabajar con normalidad. Siempre bebe líquidos a temperatura ambiente con las comidas. Incluso, después de ellas, preferiblemente toma un té de manzanilla, boldo, o algo caliente. Verás como el intestino trabajará mejor. Solo come postres y productos dulces después de haber comido productos sanos y siempre hazlo en cantidades reducidas, antes del té del final.

5 – En la merienda no comas solo productos dulces, como una magdalena y café, o como un donut con un colacao. Intenta meter alguna fruta. Si no te gusta comer fruta intenta con un yougúr o con algunas galletitas con cereales, como chiquilin, o las digestive u otras similares.

6 – En la cena siempre arranca con un vaso de agua antes, como en la comida. Ten en cuenta que el horario idóneo para la cena es de 2 a tres horas antes de acostarte. Si cenas y te acuestas pronto, sobrecargaras el sistema y sentirás más acidez por la postura horizontal. Siempre cena poca cantidad y siempre comida que no sea difícil de digerir. Para mí la mejor cena es siempre una ensalada en plato pequeño, y luego una sopa.


Deja un comentario


banner